lessphp fatal error: load error: failed to find /usr/home/dentistazaragoza/www/web/wp-content/themes/theme43569/style.less Bruxismo

Según un informe realizado en el Hospital Rúber de Madrid, un 70 por ciento de la población adulta española padece bruxismo. En opinión de los expertos que han elaborado este informe, la actual crisis económica podría haber influido en el incremento, observado en los últimos meses, de la incidencia de patologías relacionadas con la cavidad oral y las dolencias faciales por la ansiedad, estrés y nerviosismo.

Se ha verificado un aumento en las consultas médicas de urgencia por casos de bruxismo, un trastorno que, a la larga, provoca destrucción y desgaste de las piezas dentales, caries, gingivitis y traumatismos de las encías, así como importantes contracturas en las cervicales y en la cara, molestias en la articulación de la mandíbula y dolores de cabeza.

El tratamiento de estas situaciones debe ser siempre multidisciplinar.

La etiología, el diagnóstico y el tratamiento de las consecuencias del bruxismo siguen siendo sujeto de investigación. El paciente se encuentra sufriendo no sólo dolor, sensibilidad e incomodidad, sino también ansiedad y tensión. Esta situación puede llegar a ser un círculo vicioso de acontecimientos o incidencias que causen más tensión, enfermedad y estado antiestético.

Eliminar los factores etiológicos y el concepto son principios de salud sobre los que basarse a la hora de tratar cualquier alteración. No obstante, siempre ha sido difícil adherirse a estos principios cuando nos enfrentamos al bruxismo y específicamente con uno de sus síntomas: la atricción de las superficies oclusales, es decir, la pérdida del esmalte y dentina en las superficies oclusales e incisales. La odontología restauradora convencional se desarrolla alrededor del tratamiento de las caries de fisuras oclusales e interproximales, porque estas eran las más comunes de la enfermedad dental. La llegada de la odontología preventiva y las tensiones de la sociedad moderna se han combinado para presentarse al dentista restaurador con un reto más importante relativamente nuevo; se trata de la restauración de estas lesiones por atricción.

 

Terapéutica oclusal :

Terapéutica oclusal reversible: placas oclusales. Los desprogramadores oclusales, placas oclusales, férulas o guardas oclusales fueron introducidos por Karolyi a principios de este siglo, para el tratamiento de esta patología denominada por este autor “neuralgia traumática”. Son múltiples los diseños y formas que adquieren los desprogramadores oclusales en el tratamiento de esta patología en función de los autores y escuelas oclusales existentes. La férula de Michigan, dispositivo de Tanner o férula de estabilización es la más empleada para el tratamiento del bruxismo nocturno y para el alivio de los signos y síntomas por él producidos. Son múltiples los autores que coinciden en la utilización sistemática de estos dispositivos ante pacientes bruxistas, en los que especialmente predominan los signos y síntomas de patología muscular sobre la articular puesto que su utilización ha demostrado producir efectos beneficiosos sobre la actividad registrada en las EMG (Electromiografía).

 

¿Qúe objetivos persiguen los desprogramadores oclusales? Este tipo de dispositivos oclusales tratan de reposicionar la mandíbula hacia una posición musculoesquelética de mayor estabilidad. Asimismo eliminar temporalmente las disarmonías oclusales existentes (responsables según el modelo oclusal etiopatogénico de la génesis de este hábito parafuncional), proporcionando unos contactos dentarios ideales, uniformes y estables que conllevarían a una reducción de la hiperactividad muscular.

  • Permiten aumentar la dimensión vertical de estos pacientes, en los que generalmente se encuentra disminuida
  • Aumentar los estímulos periféricos dirigidos al SNC inhibiendo la hiperactividad muscular.
  • Romper los arcos reflejos aprendidos compensadores, anulando la información oclusal que los origina.
  • No podemos olvidarnos de la importancia que adquieren para la obtención de un registro adecuado de la relación céntrica con propósitos rehabilitadores.

 

¿Qué requisitos han de cumplir?

Los requisitos físicos de la férula oclusal varían mucho en función de las escuelas y en función de los autores consultados, si bien se pueden aunar unos principios básicos que todo desprogramador oclusal debiera cumplir

  1. Libertad en céntrica.
  2. Eliminación de disarmonías oclusales (prematuridades e interferencias) con un mínimo aumento de la dimensión vertical.
  3. Estabilidad oclusal.
  4. Superficies oclusales planas para todas las cúspides de soporte.
  5. Guía canina para evitar interferencias.
  6. Otros: Volumen reducido y aceptación estética, material económico y que sea fácil de ajusta (lo cual se consigue mediante resinas acrílicas duras transparentes termopolimerizables).

La libertad en céntrica hace referencia a un área de “comodidad” para la céntrica de la férula, asimismo las áreas de contacto oclusal han de ser lisas y tersas, dejando libertad para los movimientos mandibulares, evitando así que el paciente “juegue” con superficies ásperas. Asimismo la estabilidad oclusal hace referencia a una correcta distribución de las fuerzas oclusales así como la falta de desplazamiento, giro o extrusión de cualquier diente en relación con el diseño de la férula.

Terapia con férulas oclusales: ¿es una terapia definitiva?

Es necesario que el paciente sea sometido a controles periódicos en donde se realizarán reajustes de la oclusión de la férula, puesto que la posición mandibular habrá sido modificada, dado que la relajación muscular producida modifica la oclusión. Beshnilian, Suárez entre otros autores, consideran como temporal el tratamiento con este tipo de dispositivos, a partir del cual será necesario llevar a cabo una forma de terapia oclusal irreversible tal como el tallado selectivo o la rehabilitación oclusal completa prostodóncica u ortodóncica; por el contrario, otros autores como Sabán, Miegimolle, Garros, consideran que el tratamiento con una férula de Michigan y sus controles periódicos resulta definitivo dada la remisión de los signos musculares establecidos.