lessphp fatal error: load error: failed to find /usr/home/dentistazaragoza/www/web/wp-content/themes/theme43569/style.less URGENCIAS

Urgencias en odontología.

Existen enfermos, no enfermedades.

A) Luxación Mandibular :

Se produce por traumatismos, tracción muscular (mucho tiempo con la boca abierta) o espontánea.

Síntomas:

  •  Dolor.
  • Impotencia funcional.
  • Imposibilidad de cerrar la boca.
  • Incapacidad para deglutir.
  • Dificultad en el habla.

 

B) INFECCIONES ODONTÓGENAS:

Las  infecciones  orales  y  maxilofaciales  que  evolucionan  como  una  urgencia  suelen presentarse de forma aguda o subaguda y la mayoría de las veces tienen una causa Odontógena.  A  veces,  estas  infecciones  pueden  llegar  a  ser  muy  graves,  según  el desequilibrio entre el sistema inmunitario del hospedador y las características del agente patógeno.

 

-  PERICORONARITIS AGUDA (CONGESTIVA O SUPURADA):

La pericoronaritis es un proceso infeccioso agudo caracterizado por la inflamación del tejido blando asociado con la corona de un diente parcialmente erupcionado y que comúnmente se asocia al tercer molar inferior.

Diagnóstico: para determinar esta urgencia es fundamental realizar una ortopantomografía para determinar la posición del molar y su relación con los adyacentes, así como las relaciones anatómicas de alrededor.

 

     -  ABSCESO DENTOALVEOLAR AGUDO O ABCESO PERIAPICALAGUDO:

El absceso   periapical    agudo   es   una   respuesta   aguda   de   los   tejido   conectivos periapicales, secundaria a una infección por necrosis pulpar producida por caries o trauma dental.

Diagnóstico: radiografía periapical, si el abceso abarca varias zonas ortopantomografía, para concretar el posible diente causal.

 

ABSCESO SUBPERIÓSTICO:

Es la progresión del cuadro anterior a medida que aumenta la cantidad de pus en el periápice y va avanzando a través del tejido óseo empujando la cortical ósea. Es un proceso de muy corta duración, pero extremadamente doloroso.

La diferencia con el  absceso submucoso es que el pus avanza a través de la mucosa, no del hueso.

 

     -  ABSCESO PERIODONTAL:

El  absceso  periodontal  es  una  infección  localizada  purulenta  de  los  tejidos periodontal es que normalmente asienta en una bolsa periodontal preexistente, y que cursa con dolor e inflamación localizada por el súbito paso de bacterias a la pared blanda de la bolsa periodontal.

Los tejidos involucrados son la raíz del diente, con depósitos de cálculo y placa bacteriana, y la pared interna de la bolsa. Cuanto más profunda sea ésta, más posibilidades hay de que se produzca el desequilibrio entre la microflora bacteriana de la bolsa y las defensas del huésped dando origen al absceso.

Clínica: la localización del absceso periodontal es junto a la región lateral de la raíz del diente. Se presenta como una inflamación aguda que aumenta de tamaño. La encía tiene un color enrojecido y provoca un dolor intenso.

Es  un dolor localizado  en el  diente afectado,  continuo,  que  no  se  modifica  con  la temperatura, el diente no es doloroso a la percusión y responde normalmente a las pruebas de vitalidad.

En la  fase crónica, el absceso periodontal origina una fístula a nivel de la encía por donde drenar exudado purulento y sangre.

Un absceso periodontal complica el pronóstico del diente afectado, pues significa una pérdida adicional de soporte periodontal añadida a la preexistente por la periodontitis. Si la movilidad es importante, puede ser necesaria la extracción del diente. Como cualquier absceso, pueden producir bacteriemias que pueden causar infecciones a distancia en otras partes del cuerpo.

 

ALVEOLITIS SECA:

La Alveolitis, es una inflamación localizada de forma superficial en el alvéolo tras una extracción dental, producida por una pérdida prematura del coágulo sanguíneo, dejando expuestas terminaciones nerviosas libres y la posibilidad de una colonización bacteriana posterior, en donde se va a manifestar un intenso dolor y mal olor en el alvéolo expuesto.

Es la complicación más frecuente de la extracción dentaria y es más común después de la extracción de terceros molares mandibulares.

Signos y Síntomas:

  • El signo más evidente es la falta de coágulo, la exposición ósea y la halitosis. En algunos casos se puede encontrar un ligero aumento de temperatura.
  • Es más frecuente en el sexo femenino y la mayoría de los casos se observan entre la tercera y cuarta década de la vida.
  • El síntoma característico es el dolor agudo en la zona del alvéolo. Típicamente, el dolor comienza por el 2º o 4º postoperatorio, se refiere el oído, y dura a partir de algunos días a muchas semanas si no se trata.

POR ELLO ES IMPORTANTE SEGUIR CON ATENCIÓN LAS  INSTRUCCIONES POSTOPERATORIAS QUE CLÍNICA JESÚS MONTOLÍO LES INDICA DESPUÉS DE UNA EXTRACCIÓN PARA EVTAR ESTA URGENCIA.

 

C)  TRAUMATISMO DENTALES:

Es una de las causas más frecuentes de las urgencias dentales propiamente dichas, aunque como suele acompañarse de alguna lesión extraoral, en muchas ocasión es el odontólogo/estomatólogo no atiende de manera inmediata al paciente.

Podemos dividirlos en:

a)  Lesiones  de  los  tejidos  dentario  y  pulpar:  su  tratamiento  va  a  depender  de  que  la fractura afecte a esmalte, dentina, pulpa o a todos ellos, y de la vitalidad de la pulpa.

b) Lesiones de los tejidos periodontales:

Concusión: traumatismo dental con desplazamiento anormal y posible afectación del paquete vasculo nervioso a nivel del ápice. Aparece una sensibilidad muy marcada a la presión y la percusión.

Subluxación: rotura parcial del ligamento periodontal, que puede o no presentar desplazamiento  de  la  pieza  traumatizada.  Como  signos  y  síntomas  aparecen  dolor, movilidad e incluso sangrado a nivel del margen gingival.

Luxación: rotura total del ligamento periodontal que produce desplazamiento dentario con intrusión, extrusión o lateral. El diente permanece en el alvéolo dentario en posición anormal.

Avulsión: rotura total del ligamento periodontal con salida del diente de su alvéolo. No se reimplantarán los dientes temporales.

El éxito del tratamiento en los dientes permanentes dependerá de los siguientes factores:

  • Tiempo que el diente permanece fuera del alvéolo: no debe ser superior a 2 horas.
  • Medio de conservación del diente: se recomiendan leche fría, saliva, suero fisiológico, bebidas isotónicas, etc.
  • Estado del ápice: si estaba abierto, posible revascularización.

 

D) HEMORRAGIAS BUCALES Y LESIONES AGUDAS DE LA MUCOSA ORAL:

Las hemorragias que se presentan a nivel oral se deben a causas locales o generales.

Las  primeras  se  producen  por  heridas  en  la  mucosa  bucal  con  un  antecedente traumático o quirúrgico. Se consideran patológicas cuando el organismo no es capaz de detenerlas por sí mismo en un período corto de tiempo.

Las más frecuentesson: hemorragias posextracción (por inflamación, desgarro, comunicación buco sinusal, esquirlas óseas, etc.), traumatismos, tumores (benignos y malignos) y hemorragias gingivales.

Las causas generales pueden dividirse en producidas:

  • Por alteraciones en la fase vascular de la coagulación.
  • Por alteraciones en la fase plaquetaria de la coagulación.
  • Por alteraciones propiamente dichas en la coagulación.

 

E)  GUNAY PUNA:

El GUNA es una urgencia de origen gingival. La gingivitis úlcero-necrotizante aguda (GUNA) es una infección gingival rápidamente destructiva de etiología compleja. Se caracteriza clínicamente por necrosis de la papila interdental, sangrado espontáneo, dolor y halitosis.

En caso de ausencia de tratamiento, puede extenderse lateral y apicalmente (durante la aparición de sucesivas recidivas) y transformarse en una periodontitis úlcero-necrotizante aguda (PUNA) con destrucción del soporte óseo dental y tejidos de soporte.

La  característica  diferencial  con  respecto  a  otras  entidades  patológicas periodontales le viene atribuida por tener lugar en un huésped que presenta alteradas sus resistencias frente a las entidades bacterianas patógenicas. Existe una situación inmunitaria comprometida de forma temporal que facilita la invasión bacteriana y la manifestación de la enfermedad.

Se puede activar por malos hábitos de higiene, tabaco y estrés.

 

F)   PULPITIS AGUDA:

La pulpitis irreversible se  produce  cuando  la  inflamación  pulpar  persiste  por  las bacterias   o   los   productos   tóxicos   de   degradación   y   no   se   pasa   con   un   simple antiinflamatorio.

Se produce también una necrosis parcial de pequeñas áreas, junto con la inflamación del nervio del diente.

Cuando la inflamación permanece mucho tiempo, el proceso se cronifica y se denomina pulpitis irreversible crónica.

La sintomatología puede ser escasa o ninguna, o bien presentar crisis agudas de dolor.

En general el dolor de una pulpitis aguda es más agudo e intenso que el de una pulpitis crónica, que es más difuso y moderado, aunque esta diferencia es muy difícil de determinar en una exploración clínica.

Este dolor de dientes, que ya es espontáneo, se agrava con estímulos externos (calor y frío) y es más continuo debido a los irritantes que resultan de los focos de necrosis. Cuanto más avanzada sea la lesión, el calor provocará un dolor más intenso. Sin embargo, el frío puede aliviar el dolor.

El dolor aumenta al estar tumbado, al haber una mayor presión pulpar por un mayor aflujo sanguíneo. Generalmente es un dolor difuso mal localizado por el paciente ya que la pulpa sólo tiene receptores para el dolor.

Entonces, hasta que no se afecte el tejido periodontal, que tiene además receptores de presión, la localización será difícil. Esto se complica más teniendo en cuenta que el dolor frecuentemente es referido a otras zonas vecinas o a otros dientes adyacentes o incluso de la arcada opuesta.

En  ocasiones  es  necesaria  una  radiografía  periapical,  para  valorar  datos  como  el ensanchamiento periodontal.

G)  GINVIOESTOMATITIS HERPÉTICA:

Infección producida por un virus de la familia del herpes que, en los niños pequeños, se desarrolla especialmente en la cavidad oral y en las mucosas bucales.

Comienza con fiebre alta, de hasta cuarenta grados, se quejan de dolor de cabeza  y garganta, pero no presenta ningún síntoma catarral. Si nos fijamos bien se pueden apreciar pronto las lesiones en la lengua, encías y paladar, en forma de vesículas con cabeza blanca e inflamación generalizada.

El dolor en la boca es muy intenso y, aunque la fiebre alta desaparece en unos días, el malestar continuará bastante más, hasta dos semanas.

 

H)  ENFISEMA FACIAL:

El enfisema consiste en la aparición de una tumefacción producida por la penetración de aire o de gas en los tejidos subcutáneos o submucosos. Si el aire contiene bacterias puede dar lugar a una infección severa.  Suele ser una complicación no común en odontología.

La distensión facial ocasionada muchas veces representa una experiencia.

 

I)    URGENCIAS PROTÉTICAS:

Podemos dividir las urgencias en prótesis en función del tipo de rehabilitación que deba presentar el paciente:

a)   Prótesis removible:

  • Úlceras  de  decúbito,  por  roce,  bordes  cortantes,  sobreextensión  de  la  base protésica… prematuridades…
  • Fractura de la prótesis por caída, la pérdida de la misma o la rotura de alguno de sus componentes (dientes, retenedores).
  • Sobre infecciones por Candida albicans que provocan el enrojecimiento y escozor(prurito) de la mucosa bucal, además de mal sabor de boca.

b)   Prótesis fija:

  • Fractura de la porcelana que, según el grado de fractura y de la exposición o no del metal, puede repararse en boca o requiere una nueva confección.
  • Fracturas de conectores, afectación de pilares protésicos (de difícil reparación).
  • Descementado.
  • Trauma oclusal, todo en prótesis recién cementadas.

c)   Prótesis sobre implantes:

  • Prótesis fija: aflojamiento o fractura de tornillos, descementado, fractura de porcelana o despegamiento de dientes en prótesis de metal-resina.
  • Prótesis  removible:  aflojamiento  de  tornillos,  pérdida  de  retención  según  el  sistema utilizado y todas las descritas anteriormente para las prótesis removibles convencionales.